21 Noviembre 2011.

ADOPCIÓN DE MEDIDAS DE SEGURIDAD EN BENEFICIO DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS Y ASALARIADOS DE LA FLOTA PROVINCIAL DE TAXI DE CÓRDOBA

El incremento constante de la inseguridad ciudadana y de la delincuencia, avivado por la difícil situación económica que padecemos, afecta de forma especial a los trabajadores asalariados y autónomos del taxi, que para el normal desarrollo de su labor, que como es conocido tiene la naturaleza de servicio público, necesitan evidentemente relacionarse de forma habitual con perfectos desconocidos, y circular muchas horas diarias por la vía pública.

Son ya frecuentes los casos de violencia que sufre este colectivo en forma de, asesinato, lesiones, robo, apropiación indebida, rapto o agresión ,entre otros, a los que se añaden los supuestos de hurto o de incumplimiento de contrato por parte del pasajero. No debemos olvidar que además con frecuencia los trabajadores del taxi, auténticos patrulleros urbanos e interurbanos, tienen la oportunidad de observar toda clase de emergencias ciudadanas y muchas veces contribuyen con su decisiva actuación a prevenir o evitar perjuicios más importantes.

Por otro lado, las nuevas tecnologías aportan en la actualidad novedosas soluciones en materia de seguridad, que con un coste reducido representan una ventaja social de gran trascendencia y que son extraordinariamente compatibles con la implantación de los modernos servicios coordinados de emergencias que se han ido desarrollando en todas las comunidades autónomas en los últimos años. Así, una conexión directa desde los propios vehículos al servicio telefónico de emergencias 112, algo que ya existe en otras autonomías, sin duda mejoraría enormemente los tiempos de respuesta en caso de agresión o de emergencia propia o ajena.

ACUERDOS

1. Mostrar su solidaridad con los trabajadores autónomos y asalariados del sector de taxi, manifestando de forma pública su preocupación por la seguridad personal y la integridad física de este colectivo.

2. Instar, en aplicación de los arts. 9 y 11 de la Ley 5/2010, de 11 de junio, de Autonomía Local de Andalucía, a la Consejería de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, para que, en coordinación con la Delegación del Gobierno de España, estudie de forma urgente la adopción de las medidas generales necesarias para preservar la integridad física y el derecho al trabajo digno y seguro de los trabajadores del taxi de la provincia de Córdoba. Insta en particular a los citados organismos para que aborden el estudio de una conexión directa desde el propio vehículo dedicado al servicio público de taxi al servicio de emergencias 112 y favorezcan su implantación efectiva en el menor tiempo posible.